Mi temporada World Padel Tour 2018

1

Tras finalizar con el WPT Murcia Open la temporada (para los que nos hemos quedado fuera del Master Final jajaja), es hora de hacer un pequeño balance de mi año en World Padel Tour 2018.

Comencé la temporada junto a la jovencísima Ariadna Cañellas (Mallorca, 15 años) . En nuestro debut en WPT Barcelona Open hicimos un gran juego, recuerdo especialmente el partido en el que caimos dando mucha guerra a Collombon-Pujals.

De mis torneos con Ari destaco como muy positiva la experiencia de conseguir hacer cuadro final en Zaragoza (lo que convertía a Ari, con 15 años en la jugadora más joven en lograrlo , antes de que Carmencita Goenaga lo hiciera en Bilbao meses después), y con el gran aprendizaje de tener a Tolo Cañellas como coach acompañándonos en el banquillo. Para muchos jugadores que (por falta de disponibilidad de los entrenadores o falta de presupuesto para pagarlo), no tenemos coach de manera habitual, poder estar guiados y animados en el banquillo es un lujo que en muchas ocasiones marca la diferencia.

Tras la disputa del WPT Valladolid, jugado en casa y con un resultado bastante negativo (creo que la presión de jugar en mi ciudad nos hizo más mal que bien), me surgió la necesidad de tomar una decisión clave y muy difícil en mitad de temporada: jugar junto a Marta González, una de las pioneras del pádel profesional en CyL y jugadora con un gran historial en WPT.

Con Marta, además de lugar de residencia (lo que facilita muchísimo los viajes), comparto entrenamientos junto a Gustavo Pratto, partidos de entreno, entrenos de físico…  Pero todos estos pros conllevaban asumir una gran dificultad: tener que cambiar de lado de juego, cambiando a la derecha. Con poco margen para entrenar a este nuevo lado, en nuestros primeros torneos juntas no pudimos tener ni buenos resultados ni demasiado buenas sensaciones.

A pesar de las dificultades, esta etapa nos trajo muy buenos partidos (como dieseisavos en WPT Challenger de Arroyo frente a Nela Brito y Aranza Osoro, en el que creo que desplegué muy buen juego y que disfruté mucho junto a todas las personas cercanas que fueron a vernos) y un resultado impresionante, el mejor de mi carrera profesional hasta el momento, haciendo cuartos de final en WPT Challenger San Javier. Debutar en la pista central… (a pesar de que me pitaran falta de pie en el primer saque jajaja) fue una gran experiencia. Ver a tanta gente viéndonos, ver tu nombre en el marcador principal, escuchar la voz del micrófono “al saque Srta Pinacho”, son grandes detalles que llegan muy dentro y que no se olvidan.

Curiosamente, en Murcia he jugado mi último torneo de la temporada junto a Ari Cañellas, regresando a la izquierda y cerrando así una especie de circulo.

En resumen, ha sido una temporada con momentos muy muy bonitos y otros bastante difíciles. Por encima de los momentos de buenos resultados o mi ascenso en el ranking WPT, creo que mi gran ganancia en esta etapa ha sido reforzar mi capacidad para no bajar los brazos, de adaptarme y luchar lo máximo posible, mi constancia en los malos momentos y resultados, y valorar muchísimo la suerte que es tener siempre ganas de entrenar a tope para seguir remando.

¡Vamos a por un 2019 con más y mejor!

 

 

 

 

 

En un próximo post intentaré compartir mi experiencia personal para combinar mi presencia como jugadora WPT (viajes, entrenos, competición) con mi vida laboral como monitora y preparadora física y mi vida personal. No es fácil, y os intentaré transmitir por qué.

 

 

 

 

 

Entrada Anteriores Entrada Siguientes

Responder

Tu email no será publicado.  Campos obligatorios *