Incorporación al Club Raqueta Valladolid

4

Como quizás ya sabréis, la publicación de esta web coincide con la apertura de un nuevo club de tenis y pádel en Valladolid: Club Raqueta Valladolid.

Estoy muy feliz de poder comunicar que seré parte de este nuevo proyecto.

En cuanto a las instalaciones, quizás poco puedo añadir a lo que ya se ha publicado en medios de comunicación locales. Simplemente, ¡espectaculares!

Como jugadora y aficionada al tenis y pádel, supone un gran aliciente formar parte de un club que ha sido diseñado para ser un lugar y una escuela de referencia en estas modalidades. ¿A qué persona ligada a la raqueta no le haría ilusión trabajar rodeada de pistas (y vistas) de padel y tenis preciosas y ver cada día la mítica tierra batida?

Por encima de todo, quisiera destacar el  proyecto deportivo y el magnífico equipo humano del que voy a formar parte.

Como trabajadora del sector, será un privilegio poder trabajar y aprender con  una figura de referencia no sólo como jugador sino en el campo de la  enseñanza y la gestión: Pablo Semprún.

Además, será una alegría trabajar con grandes compañeros: mi antiguo entrenador de tenis (Ayuela), un viejo amigo de tenis, Miki, y mi rival y compañera de entrenamientos de pádel (Lidia) con los que siempre es agradable hacer cosas en común.

La posibilidad de ser parte de esta gran ilusión compartida me da mucha energía para trabajar duro.

Os invito a conocer las instalaciones, tanto en la jornada de puertas abiertas que se celebrará próximamente, como en cualquier otro momento en que os apetezca.

Cualquiera de los miembros del equipo del Club Raqueta Valladolid estaremos encantados de recibiros y explicaros.

Por otro lado,  este comienzo supone una despedida de algo a lo que siempre guardaré gran cariño y agradecimiento: la escuela de Gustavo Pratto. No puedo dejar de agradecer la oportunidad que me brindaron para trabajar y aprender con ellos, y el comportamiento excelente que han mostrado conmigo incluso a la hora de separar nuestros caminos laborales. Gracias Gustavo, gracias Rober.

Espero haber sabido transmitir a los alumnos de Todopádel Venta de Baños, Lasa Sport, VallPadel Cistérniga y Zaratán Indoor, así como a los gerentes y trabajadores de los clubs lo contenta que estoy por haberles podido conocer y compartir con ellos estos meses. Me marcho con la nostalgia que sólo los grandes lugares y personas pueden provocar.

A pesar de todo lo bueno que dejo atrás, confío 100% en el proyecto del Club Raqueta y siento que era el momento de apostar por esta oportunidad que me brindan.

Por ganas que no quede. Los que me conocéis sabréis que si algo no me falta es energía. Y los que no, ¡venid a comprobarlo!

Entrada Anteriores Entrada Siguientes